El uso de los productos que contienen este set pueden provocar daños en el consumidor. Son instrumentos que, por su peligrosidad, solo pueden ser utilizados por un dentista en la clínica.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) ha detectado que la cadena de supermercados LIDL comercializa un «Set de pulido dental», de la marca Nevadent. Este producto está integrado por diversos instrumentos cuyo uso directo por el consumidor puede implicar un riesgo para la salud bucodental. De hecho, podría generar problemas en las piezas dentales y en la boca en general.

El pulidor dental que se incluye no debe ser utilizado sin la irrigación adecuada, ni fuera de la clínica dental. Además, debe ser empleado por los profesionales sanitarios. Más allá del riesgo para los consumidores, desde la organización colegial madrileña destacan que la comercialización directa al consumidor de este tipo de productos transmite la idea al ciudadano de que él mismo puede diagnosticarse y tratarse con instrumental odontológico.

Por todo ello, el COEM ha requerido a LIDL el cese de su venta, pero la cadena de supermercados lo ha rechazado. Por su parte, el Colegio ha decidido comunicar a los consumidores que deben evitar la utilización de dichos productos. En caso de haberlo hecho, recomiendan acudir cuanto antes al dentista para, si fuera preciso, reparar los daños que hayan podido producirse.

Del mismo modo, el COEM ha informado a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) de la venta de dichos productos. También ha solicitado que se produzca el cese en su comercialización y su retirada del mercado.